Si bien las películas y la televisión han mostrado que llegar a los 30 soltera y sin hijos no es lo peor que puede pasar, esto sí era una tragedia para Rachel Gow, una administradora de hospital que llegó a esa edad y con una carrera profesional exitosa, pero se sentía frustrada e infeliz, porque, pese a tener novio, no tenía una propuesta de matrimonio, por lo que decidió quitarse la vida.

De hecho, Rachel se aisló. Pensaba que su novio de 30 años, Anton Tsvarev, la dejaría y antes de quitarse la vida le mandó un mensaje deseándole lo mejor. Su familia no puede explicárselo, porque supuestamente lo tenía todo y nunca pasó mayores dificultades emocionales o materiales en su niñez. Pero quizás todo comenzó cuando su madre murió hace tres años y cuando sufrió, de repente, tres rompimientos antes de encontrar a su novio Anton, informó el tabloide Daily Mirror.

Ellos parecían felices, pero su inseguridad tenía a su novio en ascuas. Ella creía todo el tiempo que él la iba a dejar y él nunca pensó eso. Le habló de cómo suicidarse, pero su novio no se la tomaba en serio. Ella se murió asfixiada.

Nadie entiende cómo alguien como ella pudo haber muerto.

En la galería: Otra mujer de 29 años se hizo muy famosa al morir por suicidio asistido. Se trata de Brittany Maynard, quien conmocionó al mundo al decidir su propia muerte. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".