Una pareja de Luisiana, Estados Unidos, ha causado controversia al querer homenajear a su difunto hijo publicando sus fotografías en Facebook.

El pequeño falleció antes de nacer el año pasado.

Rosalyn Racca y Paul Racca esperaban la llegada de un varón a quien nombrarían Samuel Tate. Sin embargo, en un chequeo el médico detectó que su corazón no latía y que había fallecido hacía ya dos semanas.

Racca tuvo al pequeño en agosto y decidió que esos momentos fueran fotografiados, para luego del funeral publicar algunas imágenes en la red social.

Sin embargo, al año del fallecimiento, Racca decidió compartir fotos a color de su hijo, ocasionando molestia en algunos usuarios quienes comenzaron a reportar las imágenes como “contenido inapropiado”.

A pesar de que Facebook ha solicitado que las retire o las convirtiera privadas, Racca se ha negado hacerlo.

De acuerdo con la cadena estadounidense “CNN”,  la mujer asegurado que no quitara las imágenes, sin importar que su cuenta sea bloqueada. “La razón por la que estoy compartiendo esto fue para celebrar su vida”,  dijo.