Una joven rusa de 21 años quiso sacarse un autorretrato con sus amigos en los rascacielos del Centro Internacional de Negocios de Moscú, sin embargo, no tomó las debidas precauciones. Perdió el equilibrio y cayó del puente sobre el malecón del río Moscova. Murió al instante.

Este es el tercer caso registrado en Rusia en los últimos meses donde una persona pierde la vida mientras intenta realizar un selfie.

Ante esto, el Ministerio de Educación y Ciencia de la Federación Rusa ha solicitado la participación de psicólogos introduciendo clases de seguridad a la escuela de San Petesburgo el próximo año, para implementar una cultura de prevención, informó el "Tass Rusia".

En la galería podrán observar algunas de las selfies más peligrosas que se han tomado.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.