Una mujer fue acusada de crueldad animal en Carolina del Norte, Estados Unidos después de publicar una foto en Facebook de un perro con el hocico atado con cinta adhesiva.

La publicación, que desató polémica en las redes sociales, se registró el viernes en el perfil de una mujer llamada “Katie Brown” que supuestamente vivía en Florida.

La imagen estaba acompañada de un mensaje que decía: "¡Esto es lo que sucede cuando no te callas!".

Funcionarios del municipio Cary descubrieron que el verdadero nombre de la propietaria era Katharine F. Lemansky, de 45 años.

La fotografía que fue compartida más de tres mil veces ocasionó cientos de denuncias al Departamento de Policía en South Daytona, Florida. Sin embargo, las autoridades declararon que ella no vivía allí desde hace tiempo.

El delito del que se le acusa en castigado con un máximo de 150 días en la cárcel.