Una mujer de Nueva Jersey, Estados Unido, fue arrestada luego de dar una falsa alarma a la Policía para evitar ser detenida mientras conducía en estado de ebriedad.

Hayley Oates, de 25 años, decidió llamar al 911 para decir que una mujer estaba siendo agredida en un bar al norte del estado, esto alrededor de las 3:15 am tiempo local.

Luego que la Policía atendiera el reporte y constatara que se trataba de una falsa alarma intentó dar con el paradero de Oasten.

No fue hasta que encontraron un comentario de ella en las redes sociales donde los llamaba "cerditos tontos" que pudieron dar con su ubicación.

De acuerdo con los informes de la Policía, luego de ser arrestada confesó que quería evitar que la detuvieran por haber consumido alcohol cuando se dirigía a su casa con un amigo.

Fue acusada de presentar informes falsos a la Policía y de crear una falsa alarma, informó el diario “The Huffigton Post”.