Hay madres negligentes en el mundo y existe Alena Itapova, de 19 años, que acaba de ser condenada a 12 años y medio de prisión por dejar morir a su bebé de hambre. Pero no fue porque no tuviese los medios económicos para no poder alimentarla: mientras su criatura sufría, ella estuvo por dos semanas de fiesta.

Trató de apelar la sentencia, diciendo que fue culpa de sus padres por no haberle enseñado a cómo criar niños y sus abogados trataron de convencer al jurado de que las circunstancias de su vida hicieron que ella no pudiera criarla bien. Pero esto enfureció a los interpeladores, que viendo sus razones, incrementaron su sentencia a dos años y medio más.

En Rusia ahora la llaman la "Madre Monstruo", por haber descuidado horriblemente a Verónika, su hija. Su juicio fue el año pasado, pero actualmente, la justicia incrementó su condena hacia la mujer, que expresó su arrepentimiento demasiado tarde, informó el portal LifeNews.com.

En la galería: Los peores padres del mundo. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".