Una mujer de 70 años de edad murió en Argentina, tras ser atacada por sus dos perros rottweiler, que estaban destinados a cuidarla. 

Sucedió en la región de Concordia, en Entre Ríos, a más de 400 kilómetros de la capital Buenos Aires. Graciela Salvaterra, de 70 años de edad fue encontrada en el suelo, con heridas muy graves y rodeada por los dos perros, por Lourdes Vidal, su cuidadora de 38 años. 

Expertos recomiendan permanecer tranquilos y no ejercer violencia al ser atacados

Expertos recomiendan permanecer tranquilos y no ejercer violencia al ser atacados

Wikimedia

Foto:

Cuando Lourdes llegó a trabajar en la mañana del 13 de julio, encontró a Graciela desangrándose, pues había sido víctima del ataque de los caninos. Tenía el brazo roto, y severas heridas que provocaron las hemorragias. 

La cuidadora llamó inmediatamente a una ambulancia y trasladaron a Graciela Salvaterra al hospital "Masvernat", sin embargo, falleció tres horas después, víctima de las heridas. 

No sacrificarán a los perros

Al domicilio de la mujer llegaron especialistas de la División de Criminalística de la Policía local y el investigador Fabio Zavaletta, para constatar detalles del ataque. 

Los animales están bajo el cuidado del adiestrador profesional José Rivero, quien intercedió para que no fueran sacrificados. Él tuvo que sacarlos de la casa y llevarlos en su vehículo hasta el sitio en donde los vigilará, informó el periódico local "Clarín".  

No es conveniente jalar a la víctima para que el perro la suelte, eso no suele ocurrir y pueden producirse desgarros en la persona atacada.

No es conveniente jalar a la víctima para que el perro la suelte, eso no suele ocurrir y pueden producirse desgarros en la persona atacada.

Getty Images

Foto:

¿Por qué atacan los perros? 

A finales de junio pasado, dos perros pit bull causaron la muerte de una niña de tres días de nacida en Fresno, California. En aquél momento, las autoridades definieron el caso como "un accidente", por lo que no presentaron cargos contra la madre de la menor, quien dijo haberse descuidado cuando ocurrió la tragedia. 

Angie Woods, experta en comportamiento canino, explicó en entrevista para la cadena local WGCL-TV que algunos caninos no saben cómo responder a ciertas situaciones, lo que pudo causar el ataque. 

"Casi siempre es una situación de nervios. Cuando un perro retrocede y pone sus orejas hacia atrás, muestra el miedo y debe considerarse como una señal de alerta. Ellos están comunicando que no se sienten cómodos". Y añadió: "Este no es un problema específico de la raza, por lo que no me gustaría que las personas tengan sentimientos 'anti pit bull'".