El amor es ciego, tonto y a veces loco. Tanto, que algunas novias extremadamente celosas como Donna Hamer pueden llegar a tratar de matar a su novio solo porque un amigo le envió una foto de un pene como broma.

Ella creyó que gracias a esto, su expareja Rick Scherzo era gay. Donna comenzó a morder las manos de Rick y luego prosiguió a golpearlo con un rodillo, para terminar amenazándolo con un cuchillo de cocina. Y todo por la jugarreta que le hizo un amigo gay al pobre hombre.

Pero Donna no terminó ahí. Inventó una historia inverosimil: afirmó que su novio la había golpeado y que trataba de "justificarse". Mientras hacía eso, bombardeaba a Rick con mensajes de texto (alrededor de 100), tratando de disculparse, informó el tabloide Daily Mirror.

No es la primera vez que el pobre sufría con ella, que rompió con él para luego avisarle que estaba embarazada. Ella abortó y él todavía no sabe si ella lo engañó. Actualmente, se encuentra de nuevo embarazada. Él no quiere saber nada de ella, aunque sí del niño. Ahora ella tiene que pagarle 400 dólares por el daño que le hizo.

En la galería: ¿Qué tan maduras son las mujeres en las relaciones amorosas? Identifiquen comportamientos nocivos en estas. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".