Una madre de Ohio, Estados Unidos, confesó haber asfixiado a sus tres hijos porque su marido no le prestaba atención a su hija.

Brittany Pilkington, de 23 años, fue acusada de tres cargos de asesinato el martes y hasta el momento se encuentra detenida en la cárcel del condado Logan.

Los cargos incluyen la muerte de su hijo de tres meses Noah Pilkington ocasionada el martes, la de su hijo Niall Pilkington, que también tenía tres meses, asesinado en julio del año pasado y Gavin Pilkington, que perdió la vida cuando tenía cuatro años, en abril de este año.

Oficiales se habían presentado en su casa por una llamada de emergencia en la que había dicho que su bebé no reaccionaba.

Tras un largo interrogatorio con William Goslee, fiscal del condado, Pilkington, confesó haber matado a cada uno de sus hijos colocando una manta en sus cabezas hasta sofocarlos.

"En su mente, ella estaba protegiendo a su hija de no ser tan amada”, dijo Goslee.

Su hija de tres años, Hailey Pilkington, se encuentra bajo custodia de una agencia para el bienestar infantil, informó el periódico "The Columbus Dispatch".