El fanatismo de una empleada de limpieza por la serie de televisión estadounidense CSI: Crime Scene Investigation ayudó a que la policía de Sevilla, España aclarara un caso de homicidio.

Todo comenzó cuando las autoridades encontraron el cadáver de una mujer que aprentemente se había suicidado en el parque público María Luisa ubicado en la ciudad española, el pasado febrero.

Después del protocolo correspondiente en la zona, las autoridades pidieron a Carmen limpiar el área. Pero la curiosa mujer, identificada como Carmen 'la del pincho', quiso ir más allá.

Recogió todo con mucho cuidado, como había visto en la serie televisiva. Se puso en la mano una bolsa de plástico a modo de guante y metió en otra pañuelos empapados de sangre.

“Sea suicidio o asesinato, las pruebas deben recogerse todas”, explicó Carmen al medio Hoy por Hoy de la cadena SER.

Cuando la autopsia determinó que la mujer había sido víctima de violación, la Policía Científica pidió recuperar todos los restos hallados junto al cadáver para analizarlos.

Fue entonces que Carmen, sin ninguna duda, entregó todo el material que había conservado. Posteriormente, la policía encontro restos de ADN con los que pudo identificar al presunto culpable, un hombre de 46 años degún medios locales.

Aunque enprimera instancia el apoyo de Carmen había pasado desapercibido, el mismo fiscal del caso la ha felicitado públicamente por su buen trabajo, lo que ha hecho famosa su historia.

Carmen, espera poder cumplir una ilusión: "Tengo muchas ganas de ver una autopsia en directo. A ver si hay algún forense que me invite y la veo".