Benoît Violier de 44 años, uno de los mejores chefs del mundo, apareció ayer muerto en su domicilio. La policía suiza informa que aparentemente fue un suicidio con arma de fuego.

Según un comunicado publicado hoy en el sitio web de la policía del cantón de Vaud, agentes de la policía intervinieron en su casa y hallaron su cuerpo sin vida el domingo por la tarde.

Violier recibió el premio como el mejor chef del año en 2013 y el Restaurant de l'Hôtel de Ville Crissier en Suiza fue coronado el mejor del mundo el mes pasado recibiendo tres estrellas Michelin.

La policía ha abierto una investigación, para esclarecer las circunstancias de su muerte.

Agencias

Foto: