Chikungunya es una enfermedad que no tiene cura ni vacuna. Sin embargo, un "ejército" de mosquitos podría ser la solución para erradicar esta y otras enfermedades.

Millones de mosquitos modificados genéticamente podrían combatir enfermedades, como el dengue y el  chikungunya, en caso de que investigadores británicos obtengan el permiso para realizar este tratamiento.

"Básicamente es utilizar un mosquito como tratamiento para curar la enfermedad", comentó Michael Doyle, director ejecutivo de Mosquito Control District, quien espera la aprobación de la FDA, en Estados Unidos, de acuerdo a información de la cadena estadounidense ABC News.

Sin embargo, más de 130 mil personas han firmado una petición en Change.org para impedir este experimento. "Casi todos los experimentos con cultivos genéticamente modificados se han traducido en consecuencias no deseadas: supermalezas resistentes a los herbicidas, mutaciones e insectos resistentes", explica la petición.