La ciudad japonesa de Fukuoka, situada a 90 kilómetros de Kinamoto -donde se sintieron con más fuerza los terremotos-, amaneció este sábado cubierta por una misteriosa espuma, cuya procedencia aún no ha sido descubierta.

Decenas de personas compartieron las imágenes a través de Twitter.

Algunos habitantes de la ciudad comentaron que esto habría sucedido gracias a los terremotos, mientras otros aseguran que la misteriosa espuma podría haber salido de una estación de bomberos cercana.

Todavía no se cuenta con una versión definitiva sobre este extraño fenómeno.

Conozcan más detalles sobre estos terremotos en nuestra galería de imágenes.