Al menos 34 civiles murieron este domingo en el ataque a una aldea hutú por milicianos de la etnia nande en el este de la República Democrática del Congo, según un balance oficial provisorio.

Se trata de la mayor matanza desde hace un año en los enfrentamientos entre estas dos comunidades, debido sobre todo a disputas por la tierra.

Los milicianos nande atacaron la aldea de Luhanga, en el centroeste de la provincia de Kivu del Norte.

"El balance provisorio es de 34 civiles muertos", dijo a la AFP Joy Bokele, administrador del territorio de Lubero, donde tuvo lugar el ataque.

"Comenzaron a atacar la posición de las FARDC (Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo). Durante el ataque a las FARDC, otro grupo ejecutaba a la población con armas blancas o de fuego", agregó Lubero.

Los Mai Mai Mazembe son un grupo de autodefensa nande. Uno de los atacantes murió, dijo Bokele. Por su parte, una ONG dijo que "los asaltantes actuaron durante más de una hora".

Los "milicianos que buscaban miembros de la comunidad hutú se dedicaron a una verdadera carnicería antes de incendiar completamente la aldea", afirmó el Centro de Estudios para la Promoción de la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos (CEPADHO), una ONG basada en Kivu del Norte.