Muchos se han muerto horriblemente de la manera en la que se accidentó Kamil Podwinski. El polaco se cayó y se clavó una estaca que le atravesó la cabeza. Pero estaba tranquilo y como si nada cuando fue al hospital.

Podwinski, de 40 años, dijo que se resbaló y cayó de bruces sobre el trozo de madera. Este se clavó bajo la cuenca de su ojo y salió por la parte posterior de su cuello. Al producirse el incidente, fueron llamados los bomberos, que lo trasladaron a un hospital de inmediato. Allí se preguntaron cómo podrían extraer la pieza de madera sin producirle daños, informó el tabloide Daily Mirror.

Al final, Podwinski tuvo que ser trasladado a otro hospital y allí eliminaron el objeto. El procedimiento no le causó daños graves ni en la cara ni en los ojos.

En la galería: Selfies tomadas antes de morir. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.