"¿En dónde están los 43 estudiantes desaparecidos?". Esa es una de las preguntas que cruzan en la mente de miles de personas que, con indignación, se suman a las protestas por el secuestro de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa "Raúl Isidro Burgos", a manos de policías.

Éstas son las diferentes las hipótesis sobre su posible paradero.

Fueron asesinados:

El pasado 7 de noviembre, la Procuraduría General de la República ofreció una conferencia de prensa en la que se aseguraba que podrían haber sido asesinados. Con base en declaraciones de testigos y personas que participaron en la desaparición, se dio a conocer que los estudiantes habrían sido quemados y reducidos a cenizas, aunque, a palabras del titular Jesús Murillo Karam: "Los estudiantes siguen vivos para efecto de la investigación".

Siguen vivos...

Minutos después, los familiares de las víctimas criticaron el procedimiento de las autoridades y declararon en conferencia de prensa que ellos "seguirán buscando a sus hijos hasta que una prueba científica determine si murieron o no", declaró el padre de uno de los desaparecidos Felipe de la Cruz, ya que las pruebas presentadas les parecieron insuficientes.

... y podrían estar secuestrados:

A través de redes sociales, usuarios comentan la posibilidad de que los estudiantes se encontraran con vida y que esten secuestrados por grupos de delincuencia organizada. Esta hipótesis tomó fuerza cuando el Gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, señaló que se ofrecería como intermediario entre quienes tendrían retenidos a los 43 estudiantes y las autoridades federales.

"En el lugar que me citen estas personas, yo acudiré con toda la voluntad para que se haga la negociación que sea y la que ellos propongan. He pedido al gabinete de seguridad que me respalde en esta iniciativa, y ojalá se produzca. Si es es exponer mi vida, eso es lo de menos", aseguró Ortega, según el diario mexicano La Jornada.

Crisóforo García Rodríguez, promotor de la Unión de Pueblos del Estado de Guerrero (UPOEG), aseguró que los estudiantes podrían estar secuestrados por cárteles del narcotráfico: "Tenemos la esperanza, no el 100 por ciento, pero un 85%, de que los muchachos están vivos", según información del portal Revolución tres punto cero.