Tras el escándalo desatado por el aparente plagio en el discurso de la esposa de Donald Trump, Melania, la escritora del polémico texto salió al paso de las acusaciones y pidió disculpas por lo sucedido.

De acuerdo con información del canal CNN, Meredit McIver, organizadora de la campaña del magnate estadounidense, lamentó el incidente y afirmó que presentó su renuncia, pero la familia Trump no la aceptó.

"Alguien que siempre le ha gustado (a Melania) es Michelle Obama. En una conversación telefónica, ella me leyó algunos pasajes del discurso de la señora Obama como ejemplos. Tomé notas y luego las incluí en un borrador que terminó siendo parte del discurso final", dijo McIver.

"No revisé los discursos de la señora Obama. Ese fue mi error y me siento terrible por el caos que le causé a Melania y a los Trump. No era mi intención hacerle daño a nadie", agregó la organizadora.

AFP

Foto:

Los asesores de Donald Trump, recién declarado candidato oficial del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, atribuyeron la controversia a la "parcialidad" de los medios y culparon a Hillary Clinton y su campaña.

Por su parte, el exgerente de campaña de Trump, Core Lewandowski, dijo que quien haya sido responsable de escribir el discurso "debería ser culpado y despedido".

Por su parte, el magnate se pronunció en Twitter afirmando que "las buenas noticias son que el discurso de Melania tuvo más publicidad que cualquiera en la historia de la política estadounidense".