En medio de los masivos homenajes que se llevan a cabo en La Habana para recordar al líder de la revolución cubana, Fidel Castro, su hermano, Raúl, habló por primera vez desde el deceso.

El mensaje que envió el presidente cubano fue claro y contundente: nada va a cambiar. "Nos comprometemos junto a sus restos a que seguiremos su ejemplo inmortal", dijo Castro.

"Querido Fidel, junto al monumento de José Martí, héroe nacional, donde nos hemos reunido durante más de medio siglo en momentos de extraordinario dolor, para reverenciar nuestros símbolos y consultar al pueblo trascendentales decisiones. Precisamente aquí, donde conmemoramos nuestras victorias, te decimos, junto a nuestro abnegado, combativo y heroico pueblo: '¡Hasta la victoria siempre!'", agregó el mandatario en declaraciones citadas por el sitio La Vanguardia.

AFP

Foto:

Raúl Castro también agradeció las palabras de la delegación internacional que viajó a La Habana para despedir a su hermano.

"Hemos venido aquí, a este lugar sagrado, para honrar al eterno joven, al eterno soñador, al eterno rebelde. De la patria de Bolívar y de Chávez traigo una voz que lleva en sí millones de voces para decirle con la mayor admiración y gratitud: misión cumplida", dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

AFP

Foto:

"Mientras haya un socialista de pie, combatiendo con las palabras y la razón, Fidel estará con nosotros para siempre", dijo por su parte el mandatario boliviano, Evo Morales.

AFP

Foto:

Al acto celebrado la noche del martes no acudieron Barack Obama (Estados Unidos) ni Vladimir Putin (Rusia).

Raúl Castro anunció que volverá a hablar el sábado, en el acto del funeral que se celebrará en la plaza de la Revolución Antonio Maceo, en Santiago de Cuba.