Nuryan Umanahu, una anciana de 70 años, fue asesinada a machetazos por tres hombres que la acusaban de practicar brujería en una región del este de Indonesia.

Según informes de la policía local, la víctima fue atacada el domingo por la mañana en el pueblo de Buya, en el archipiélago de Sula.

Uno de los agresores la acusaba de haber echado una maldición contra su esposa, señaló la fuente. "Se sintió poseída y decía que la anciana le había echado una maldición" relató un agente a la AFP. "Su marido la creyó y fue a buscar a unos amigos para acabar con la mujer" añadió.

Los tres hombres que participaron en el macabro hecho se encuentran detenidos.