La perrita de nombre Sissy se ha ganado el corazón de las redes sociales, por el insólito amor que le tiene a su dueña.

El pasado sábado, las cámaras de seguridad del Hospital Mercy Medical Center, en Iowa, Estados Unidos, captaron el momento en el que Sissy ingresó para visitar a Nancy Franck de 62 años, su dueña, quien se recuperaba de una cirugía relacionada con el cáncer.

Sissy salió de su casa y caminó entre 15 y 20 cuadras para llegar al hospital, en donde guardias de seguridad la tomaron y vieron los datos en su collar. Fue entonces cuando contactaron a Dale Franck, esposo de Nancy, para comunicarle que su mascota estaba de visita en el centro médico.

"Lo único que se me ocurrio fue que Sissy solía ir conmigo a recoger a mi esposa a su trabajo, el cual estaba al lado del hospital", explicó Dale Franck al sitio de noticias ABC News.