Más de 50.000 personas huyeron ante el avance de las fuerzas del régimen sirio en los barrios rebeldes de Alepo durante los últimos cuatro días, informó este miércoles el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Más de 20.000 de ellas se refugiaron en la parte de Alepo controlada por el Gobierno y otras 30.000 en el enclave en poder de las fuerzas kurdas en la ciudad, la segunda más importante de Siria, añadió la fuente.