La policía de Haití se enfrentó el miércoles a cientos de personas que se manifestaron por el resultado de la elección, bloqueando y dispersando a la multitud con gases lacrimógenos.

En algunos barrios pobres de Puerto Príncipe estallaron el martes esporádicos incidentes violentos, protagonizados por quienes apoyan al Partido Lavalas de Maryse Narcisse y están contra Jovenel Moise, quien se postuló por el partido del expresidente Michel Martelly.

Según los primeros resultados oficiales, Moise ganó la elección del 20 de noviembre con el 55,7% de los votos y no necesita ir a segunda vuelta. Pero el candidato tiene una escasa popularidad de solo 21% de los electores registrados.

Los manifestantes chocaron el miércoles contra los oficiales que llevaban armas pesadas y escudos antidisturbios, quienes bloquearon a los inconformes en Petionville, un suburbio rico de la capital.

Los manifestantes lanzaron piedras a la policía, que respondió con gas lacrimógeno y chorros de agua.

Un comunicado del Consejo Electoral recordó este miércoles a los haitianos que los resultados son preliminares y urgieron "a los partidos, grupos políticos y candidatos a no declararse ganadores".

La elección, que se realizó sin mayores incidentes, es vista como un paso esencial para retornar al orden constitucional después de que se cancelara la primera vuelta de la elección presidencial en octubre de 2015.

Jocelerme Privert, ha estado desde febrero a la cabeza del gobierno temporalmente, pero su mandato debió terminar en junio.