Katie Mulrennan, una profesora de inglés originaria de County Kerry, Irlanda, fue rechazada en una escuela donde pretendía dar clases debido al "alcoholismo natural" que acecha a los ingleses.

"Lamento informarle que mi cliente no contrata a irlandeses debido al alcoholismo natural de los de su condición. Mejor suerte en el futuro", fue el correo electrónico que recibió la joven profesora de 26 años.

"Por lo general, si no eres candidato a un trabajo, simplemente no te hablan", explicó indignada Katie Mulrennan a la BBC, "O quizás te dirían que prefieren a otro profesor por el acento".