Una madre de Columbus, Georgia, acudió a los policías para darle una fuerte lección a su hijo de 10 años, tenía un mal comportamiento en la escuela. 

Chiquita Hill, de 33 años, pidió a las autoridades que "arrestaran" a su hijo con la finalidad de causarle un susto y cambiar su conducta en la escuela. 

El maestro de quinto año del niño visitó la casa de Hill para informarle de su mala conducta. "Es grosero, irrespetuoso, no pone atención y no hace el trabajo en la escuela", indicó el profesor. 

La mujer no encontró una mejor forma de reprender las acciones de su hijo que llamar a la policía de Columbus. Los guardianes del orden aceptaron la propuesta y arrestaron al menor de forma simbólica. 

"Tenía que hacer algo para sorprenderlo. No me creía hasta que llegaron los policías y comenzó a llorar; estaba muy asustado", relató Chiquita Hill a ABC News.

La mamá de Sean indicó que cuando las autoridades bajaron de la patrulla por el niño, él corrió y le dio el abrazo más fuerte de toda su vida. "No volveré a hacerlo, pero creo que fue una buena lección. Al otro día el maestro me dijo que su comportamiento había cambiado", concluyó.

En la galería de fotos encontrarán el "arresto" del niño Sean y a otros pequeños traviesos.