Lufhtansa ofrece 40 mil libras como recompensa a las familias de cada pasajero a bordo del avión Airbus A320 de Germanwings que se accidentó el pasado martes 24  de marzo. En el siniestro murieron 150 personas.

La aerolínea alemana, propietaria de la aerolínea de bajo costo Germanwings, se ofreció a pagar hasta 50 mil euros por pasajero. Sin embargo, esta recompensa solo será otorgada si los familiares logran probar que Lufhtansa sabía del problema de salud mental del co-piloto.

Las notas encontradas en el apartamento de Andreas Lubitz en Düsseldorf podrían formar parte de un probable proceso judicial que sea iniciado por los familiares, comunicó el diario Daily Mail.