El terrible tiroteo que provocó la muerte de al menos 49 personas en un bar gay de Orlando, Florida, dejó muchas historias trágicas, entre ellas, la de un joven que envió sus últimos mensajes a su madre antes de ser asesinado.

Según el portal El Mundo, Mina Justice, madre de la víctima, relató cómo fueron los últimos instantes de comunicación con su hijo, Eddie Justice, durante la masacre que desató Omar Mateen dentro del club Plus.

Según la nota, la mujer se encontraba durmiendo cuando un mensaje a su teléfono la despertó cerca de las 3 de la madrugada. Era su hijo, Eddie, escribiéndole lo siguiente:

Eddie: Mami, te amo. Están disparando en el club.

Mina: ¿Estás bien?

Eddie: Atrapado en el baño.

Mina: ¿Qué club?

Eddie: Pulse. En el centro. Llama a la policía. Voy a morir.

Mina: Los estoy llamando ya. ¿Sigues allí? Contesta tu maldito teléfono. Llámalos. Llámame.

Eddie: Llámalos, mami. Ahora. Diles que estoy en el baño. Ya viene (el asesino). Voy a morir.

Mina: Dicen que te quedes allí. ¿Hay heridos? ¿Qué baño?

Eddie: Muchos (heridos), sí.

Mina: ¿En qué baño? Necesitan saber. ¿Estás con la policía ya? Escríbeme, por favor.

Eddie: No, sigo aquí en el baño. Nos tiene (el asesino). Necesitan venir por nosotros. Apúrense, él está en el baño con nosotros. Es el baño de mujeres.

Mina: ¿El hombre está en el baño contigo?

Según relata la madre del joven, este fue el último mensaje que recibió de su hijo durante la madrugada. Lamentablemente, el domingo por la noche se confirmó que Eddie era una de las 49 víctimas mortales que dejó el tiroteo.

Mina señaló que su hijo era un joven al que "le gustaba la gastronomía, el trabajo y hacer reír a quienes lo rodeaban".

Según relata El Mundo, el sospechoso había proclamado su fidelidad al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) antes de perpetrar la masacre. El grupo yihadista reivindicó el ataque horas después.