El Día del Amor y la Amistad está cada vez está. Durante 2014 se gastaron dos mil millones de dólares en rosas y dulces aproximadamente, tan solo en Estados Unidos.

Al menos seis presidentes de América Latina pasarán este día sin pareja, ya sea por estar solteros, por haberse divorciado o por haber enviudado. Siendo personas símbolo de poder en sus respectivos países, ¿por qué continúan solteros? Al respecto hablamos con la Doctora Carolina Armenta, catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

¿Afortunados en el poder, desafortunados en el amor?

– No sé si realmente desafortunados, pero sus relaciones son más complejas... totalmente. Particularmente, en el sentido de las mujeres y cómo se considera una relación de pareja: las expectativas que se tienen en torno a ella y los papeles que desempeñan.

Ellas rompen completamente con los esquemas establecidos, en los que se espera que una mujer no tenga roles tan importantes dentro de la política. Desde ese sentido, tener poder se vuelve un conflicto en la relación.

A comparación de mandatarios como el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien después de enviudar contrajo matrimonio nuevamente, las mandatarias latinoamericanas Michelle Bachelet de Chile, Cristina Fernández de Argentina y Dilma Roussef de Brasil, no lo han hecho. ¿Por qué?

–Es muy complejo. Estar en una situación de poder es sumanente demandante en cuestión de tiempo y actividades. Poder jugar el rol de pareja podría implicar, quizás en las expectativas, requerir mucho tiempo. Por eso se aprecia una distinción entre las mujeres que han enviudado y no han vuelto a tener una relación de pareja a la los hombres, que quizás puedan tener mayor tolerancia o expectativas diferentes.

¿Cuáles son los principales conflictos que podría tener una pareja de este tipo?

–En cualquier relación hay un juego de poder (quién convence a quién de hacer algo) en ese sentido podría haber un trato diferente. En el caso de la mujeres [en el poder], toman decisiones en la pareja y en el Gobierno. Otro aspecto es la comunicación: Quien tiende a tener mayor poder, comunica menos a aquellos que tienen menor poder. Quien está recibiendo la información es quien toma decisiones.

Existen personas que se entristecen en esta temporada por estar solteros. ¿Qué hacer ante este escenario?

–Realmente la fecha es de amor y amistad. Es para celebrar el amor a las personas, no necesariamente a la pareja. Sin embargo, justo la presión de que todo va en pareja ha hecho que muchas personas lo tomen con tristeza y no con alegría.

Algunas recomendaciones para no entristecerse este 14 de febrero por estar soltero:

1.  No ver la fecha como un asunto de pareja, sino también como afecto a las amistades.

2. Que también tomen un momento de reflexión y saber cómo han vivido en sus relaciones de pareja, desde lo positivo, desde el aprendizaje.