El histórico acuerdo en torno a la justicia transicional que se firmó este miércoles en La Habana, Cuba y que fue anunciado por las delegaciones de paz de las Farc y el Gobierno contempla varios factores importantísimos en torno a la reparación a las víctimas, abriendo el camino para la firma del acuerdo final para la terminación del conflicto, que según reveló el presidente Juan Manuel Santos, será en un plazo máximo de seis meses, según lo acordó con el jefe máximo de las Farc, Timoleón Jiménez, alias Timochenko.

Estos son los puntos más importantes del acuerdo de creación de jurisdicción especial para la paz:

1. Tanto guerrilleros como militares que hayan cometido delitos en el marco del conflicto armado deberán someterse a las mismas reglas de una justicia transicional, dentro de una jurisdicción especial para la paz. Es decir: guerrilleros y militares serán juzgados de la misma manera.

2. Se creará un tribunal al que llegarán todos los casos relacionados con el conflicto armado y que siempre deberán desembocar en una sentencia. El tribunal estará dividido en dos salas, una de sentencia y otra de juzgamiento; a la primera llegarán los procesos en los que los involucrados acepten responsabilidad de los hechos, y a la segunda le corresponderá los casos en los que no se acepten cargos y se haga necesaria una comprobación.

3. Estas sentencias incluirán penas restrictivas de la libertad, pero que no implican necesariamente la reclusión en una cárcel. En síntesis: víctima y victimario podrían acordar la forma en que se cumplirá la sentencia, que podría cumplirse en un sitio de concentración o, por ejemplo, a través del desarrollo de obras, capacitación o estudio. Estas penas serán de mínimo de 5 años y 8 años

4. La base de este sistema será la reparación de las víctimas. Si estas no son reparadas integralmente, o los responsables de los delitos no reconocen su culpabilidad y luego se les reconoce culpables, los victimarios sí deberían pagar cárcel en condiciones ordinarias, también con un mínimo de 5 años y un máximo de 8 años de prisión.

5. La terminación de las hostilidades, de acuerdo con el DIH, considera la amnistía más amplia posible por delitos políticos y conexos. No serán objeto de amnistía e indulto a delitos de lesa humanidad, graves crímenes guerrera, toma de rehenes, tortura, desplazamiento, desaparición forzada, las ejecuciones extrajudiciales y la violencia sexual. Estos serán investigados por la jurisdicción especial para la paz.

6. En casos específicos, los guerrilleros privados de la libertad en sitios de concentración podrán participar en política.

7. Para acceder a este sistema de jurisdicción las Farc se comprometen a dejar las armas 60 días máximo después de la firma de acuerdo final de la terminación del conflicto.

8. Unasur y la ONU verificarán que se cumplan las sentencias restrictivas de la libertad.

9. Todos estos acuerdos deberán pasar y ser aprobados por el Congreso.