Momentos de tensión se han vivido durante las últimas horas entre Estados Unidos y Francia. Esto, después de que Wikileaks diera a conocer que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), se dedicó a espiar telefónicamente a los últimos tres presidentes de Francia y otros funcionarios.

Al respecto, el presidente Barack Obama prometió hoy, en llamada con el mandatario galo, Francois Hollande, "acabar con esas prácticas del pasado que son consideradas como 'inaceptables' por nuestros aliados".

1. Alemania.

Durante julio de 2014 se dio a conocer que el gobierno de Barack Obama también espió a la canciller Alemania, Angela Merkel. En ese momento, las relaciones se tornaron complicadas entre la nación de las barras y las estrellas y uno de sus más importantes aliados en Europa. 

Ante esta acción, el gobierno alemán pidió al jefe de la misión estadounidense de inteligencia que abandonara el país.  

2. Brasil.

En 2013, los periódicos "O'Globo" de Brasil y "The Guardian" de Reino Unido dieron a conocer que la NSA había escuchado conversaciones de la presidenta Dilma Rouseff. 

Al respecto, la mandataria brasileña manifestó que esperaba una "respuesta formal" de Washington y presentó una denuncia ante la ONU. "Uno de los preceptos fundamentales es la garantía de la libertad de expresión, pero también de los derechos indivuales, principalmente el de la privacidad", dijo en su momento. 

3. México.  

En octubre de 2013, Edward Snowden, exanalista de la NSA, filtró documentos de la Agencia. Estos detallaban el espionaje realizado a México, realizado principalmente hacia el entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto en 2012. . 

De acuerdo al diario O'Globo, México y Brasil eran prioridad número uno para la Unión Americana en la región. Sobre el país vecino, Estados Unidos mencionaba que le interesaban temas relacionados con el sector energético, sobre el narcotráfino y "secretos comerciales". 

4. Los propios ciudadanos estadounidenses.

Hasta mayo de 2015, la llamada Ley Patriota, aprobada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, permitía que la NSA tuviera acceso a cualquier llamada telefónica.  

Ahora, con la Ley Libertad, la agencia tendrá que solicitar los datos de las llamadas que quiera registrar.  

5. ¿Cuántos presidentes han sido espiados? 

De acuerdo con datos difundidos por Edward Snowden, exagente de la NSA, hasta 2009 la NSA tenía datos de 122 jefes de Estado.