Colombia anunció este jueves que dejará de comparecer ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el litigio marítimo con Nicaragua, que seguirá su curso a pesar de esta decisión, y dijo que optará por resolver la disputa por la vía diplomática. 

La CIJ de La Haya, principal órgano judicial de la ONU, se declaró este jueves competente para examinar dos demandas presentadas por Nicaragua contra Colombia, que negaba jurisdicción del tribunal internacional en estos casos. 

En una primera demanda, Managua había solicitado a la CIJ extender su plataforma continental en el Caribe en detrimento de Colombia; y en el segundo, acusaba a Colombia de incumplir un fallo de esa corte sobre los límites marítimos entre ambos países.

"He decidido que Colombia no seguirá compareciendo, en este asunto, ante la Corte Internacional de Justicia", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos, tras conocerse la decisión de la CIJ sobre ambos temas.

Según Santos, "la Corte de La Haya ha incurrido en unas contradicciones de fondo", que motivan la decisión de Colombia de no seguir presentándose ante el tribunal.