Con un saludo cordial comenzó la reunión en Minsk encabezada por el presidente ucraniano, Petro Poroshenko; de Rusia, Vladimir Putin; el mandatario francés, François Hollande; y la canciller alemana, Angela Merkel.

Según informó el Kremlin, el llamado Cuarteto de Normandía discutió por más de tres horas, a puerta cerrada, los puntos de la negociación. De acuerdo al diario El País, en su versión digital, los líderes firmarán una declaración conjunta apoyando la integridad territorial y la soberanía ucraniana.

Asimismo, elaborarán un documento por el grupo de contacto que comprende a Rusia, Ucrania y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, en el cual se perfila el compromiso de todas las partes a respetar el plan de alto al fuego que fue acordado en Minsk, Bielorrusia, en septiembre pasado, y que suscribieron tanto el Gobierno de Kiev como los líderes separatistas prorrusos.

“Las negociaciones continúan en formato reducido”, aseveró Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin. En tanto, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, agregó que “la discusión es muy intensa”, y que el documento final podría tardar en ser presentado.