Dos de los siete hombres detenidos el pasado fin de semana en Francia porque eran sospechosos de planear un atentado fueron liberados este martes, indicó una fuente judicial a la AFP.

Se trata de dos de los tres individuos arrestados en Marsella (sureste), precisó esa fuente. La policía sospechaba que habían desempeñado un papel en el alojamiento de Hicham E., un marroquí de 46 años que reside en Portugal y que fue señalado a Francia como un islamista radical.

Los investigadores creen que Hicham E., que seguía en detención preventiva este martes, captaba fondos para la red.

Los otros cuatro detenidos en Estrasburgo (este), franceses de entre 35 y 37 años, desconocidos de los servicios de Inteligencia, también continuaban en detención preventiva. Dos de ellos son sospechosos de haber viajado a Siria en 2015.

Las fuerzas de seguridad se incautaron de armas cortas, una pistola semiautomática, una pistola ametralladora y propaganda yihadista durante los registros.

La policía había arrestado a cinco personas vinculadas con esta misma red el 14 de junio de 2016, coincidiendo con el inicio de la Eurocopa de fútbol celebrada en Francia, apuntó el ministro. Dos de esos sospechosos fueron encarcelados.

El operativo realizado el pasado fin de semana fue llevado a cabo de forma urgente "con base en elementos formales", había explicado el domingo una fuente cercana al caso.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, afirmó el lunes que esta ola de detenciones "permitió frustrar una acción terrorista planeada desde hacía mucho tiempo" en Francia.