El clásico español no fue solamente una derrota para el Real Madrid, sino también trajo malas noticias para los aficionados al fútbol en los territorios dominados por el grupo yihadista Estado Islámico, en donde se impuso una grave prohibición de ver este deporte. ¿Si alguien desobedece? Se "gana" hasta 80 azotes.

Y es que los militantes de ISIS calificaron como un "producto del decadente Occidente" a los partidos de fútbol, es por eso que en regiones de Irak y Siria se han prohibido todo tipo de deportes, especialmente el balompié.

En la galería encontrarán otros castigos que aplica el grupo yihadista a las personas de la región que tienen bajo su control. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.