El año en Salem acaba de la forma en que comenzó: con una lechuza furiosa atacando a transeúntes.

Al menos dos ataques han sido reportados a unos 2 kilómetros al norte del parque en el que varios corredores fueron atacados en enero, dijo Julie Curtis, portavoz del Departamento de Tierras Estatales.

Dwight French dice que estaba corriendo de su oficina a un estacionamiento el lunes cuando sintió un golpe en la cabeza. Se dio la vuelta y vio una lechuza volar hacia los árboles y mirarle fijamente. Al cruzar la calle, la lechuza le atacó dos veces más.

"En ese momento fue algo extraño y de miedo", le dijo al periódico the Statesman Journal.

French sufrió varia heridas menores. Dijo que parece que se hizo "un corte de cabello muy violento".

Los ataques en enero tuvieron atención nacional, mayormente de tono humorístico. Incluyendo páginas en Facebook, propuestas de nombres para la lechuza y señales de "lechuza furiosa" en el parque donde el ave casi seguramente estaba defendiendo su nido de amenazas percibidas.

David Craig, profesor de biología en la Universidad de Willamette, dijo que no hay forma de saber si la lechuza que atacó a French es la misma, estableciendo un nuevo nido, o se trata de otra.

Dijo que esta es la temporada en que lechuzas y águilas se aparean y preparan sus nidos, lo que las vuelve más agresivas.