Previo al viaje del Pontífice a Ciudad Juárez, Chihuahua, la última sede de su gira pastoral por México, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, le regaló un iPod al Papa Francisco.

El mandatario local fue el encargado de despedir al Papa Francisco de la Ciudad de México, junto con la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, luego de cinco días de recepción en la capital del país.

Tanto Mancera como Ruiz Massieu recibieron a su Santidad a su salida del Hangar Presidencial, en el Aeropuerto Internacional de México (AICM), y lo escoltaron hasta las escalinatas del avión que lo trasladó hasta Ciudad Juárez, Chihuahua.

Antes de subir, Francisco recibió de parte de Miguel Ángel Mancera un iPod, que tenía el himno que le compusieron reos del Reclusorio Oriente