En su última Cena de Corresponsales de la Casa Blanca, Obama siguió demostrando que tiene un soberbio sentido del humor. Apenas comenzó el evento, repleto de celebridades, este demostró por qué tiene todas las dotes para ser un gran comediante.

Habló de los asistentes y sobre todo. Se burló de Kendall Jenner, aunque dijo que era una "joven agradable" y también elogió enormemente a la actriz Helen Mirren: "Es tan fantástica que no tengo bromas para ella. Es fantástica", afirmó.

Por lo menos Jenner y Mirren salieron bien libradas. Porque Obama tuvo ácidos comentarios al respecto de la política en Estados Unidos. Podrán verlos en la galería.