Abdullah Kurdi, padre de los niños cuyas fotos de sus cadáveres impactaron al mundo aclaró cómo fue que su familia perdió la vida al hundirse la embarcación que los dirigía hacia Grecia.

El barco se hundió porque varios se levantaron. Yo sostenía a mi mujer de la mano. Las manos de mis dos niños se escaparon de las mías”, declaró Abdullah Kurdi.

Kurdi aseguró que quería encontrar a su familia. Sin embargo, el tumulto de los demás migrantes no permitía que su esposa e hijos lo escucharan.

“Queremos que el mundo nos preste atención para que puedan prevenir que esto les ocurra a otros. Que ellos sean los últimos”, aseguró.

De acuerdo con el periódico español “El País”, Kurdi, originario de la ciudad kurda Kobane, planea regresar a Siria y quedarse allá. "Pasaré el resto de mi vida allí", agregó.

Doce refugiados sirios que intentaban llegar a la isla griega Kos murieron en la madrugada del miércoles frente a la playa de Bodrum, en Turquía.

Entre las víctimas se encontraba su hijo Aylan, de tres años, quien fue fotografiado, su otro pequeño Galib, de cinco años y su esposa Rehana, de 27 años.