Las fuerzas israelíes mataron este viernes a un palestino que se disponía a apuñalar a un policía en Jerusalén este, informó un portavoz de las fuerzas de seguridad.

El palestino, cuya identidad no ha sido revelada, "se acercó a un retén controlado por guardas fronterizos cerca del campo de refugiados de Shuafat e intentó atacar con un cuchillo a un miembro de los servicios de seguridad", aseguró la policía.

Los territorios palestinos, así como Jerusalén e Israel, son escenario de una ola de violencia que, aunque se ha reducido en los últimos meses, se ha cobrado la vida de 241 palestinos, 36 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo, un jordano y un sudanés desde el 1 de octubre de 2015, según un recuento de la AFP.

La mayoría de los palestinos abatidos habían atacado o intentado atacar a ciudadanos israelíes, a menudo con cuchillos.