Sábado 03 de Diciembre de 2016
ANUNCIOS
6 Junio

Las dos veces de Keiko Fujimori a las puertas de la presidencia

Los resultados preliminares de las elecciones en Perú sitúan a Keiko Fujimori, hija del autócrata Alberto Fujimori (1990-2000), en segundo lugar por una mínima diferencia ante Pedro Pablo Kuczynski, lo que la podría dejar nuevamente a las puertas de la presidencia peruana.

Keiko, quien durante los últimos años ha trabajado para lograr el regreso del fujimorismo al poder 16 años después de la renuncia de su padre, se enfrena a un escenario parecido al ocurrido en 2011, cuando perdió el puesto contra Ollanta Humala.

"Vamos a esperar con prudencia porque toda la noche llegarán los votos de las regiones, del extranjero, y el voto rural del Perú profundo. Por eso estamos optimistas", dijo la candidata el domingo a la espera de los resultados oficiales.

Denuncias de lavado de dinero contra el exsecretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, y el manejo del caso que ha salpicado al candidato de Fujimori a la vicepresidencia, José Chlimper, han evocado viejas épocas del gobierno de su padre, en donde la corrupción y la compra de voluntades estaban al orden del día.

En la última semana, el "gringo", como se conoce a Kuczynski por su ligero acento, ha recibido apoyo de la mayoría de los candidatos que quedaron excluidos en la primera vuelta, entre otros el de la líder de la izquierda, Verónika Mendoza.

El núcleo duro del antifujimorismo tampoco ha bajado los brazos. La semana pasada hubo nuevas manifestaciones en todo el país para rechazar la vuelta de un Fujimori al poder.

En caso de que la victoria de Kuczynski se confirme, este tendrá que buscar consensos con un Congreso de mayoría absoluta fujimorista (73 de 130 representantes) y donde solo 18 legisladores pertenecen a sus filas.

"Vamos a tener un gobierno de consenso, no más pugnas ni enfrentamiento", dijo Kuczynski el domingo al dirigirse a sus simpatizantes.

Una segunda derrota de Keiko Fujimori podría abrir fisuras en su liderazgo en el partido, como lo demostró su hermano, Kenji Fujimori, acérrimo defensor del legado de su padre, quien no votó el domingo y quien podría postularse a las próximas elecciones en caso de un nuevo fracaso de Keiko.

Keiko Fujimori (izquierda) y su padre, Alberto Fujimori, en 1977.

Keiko Fujimori (izquierda) y su padre, Alberto Fujimori, en 1977.

AFP

Foto:

ANUNCIOS

FACEBOOK



CLIMA

NACIONALES
ANUNCIO
#Nolovasacreer

Galería más vista

Video más visto