"Reclutar o alistar a los menores de 15 años es un crimen de guerra", de acuerdo a un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), publicado en agosto pasado. Sin embargo, esta no es una realidad para aproximadamente 5.6 millones de niños que viven en zonas de guerra en Siria, quienes son utilizados por Estado Islámico (ISIS) en sus atroces actos.

"Estamos profundamente preocupados por las torturas y asesinatos de niños, especialmente los de las minorias, como yazadíes y chiitas", expresó a principios de este mes Renate Winter, investigadora del Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, quien asegura que ISIS vende a los menores como esclavos sexuales y los asesina mediante la crucifixión o enterrándolos vivos. También algunos trabajan para ISIS, como informantes, como hombres bomba o escudos humanos.

De acuerdo a cifras difundidas por la ONU en enero pasado, cerca de diez mil niños han fallecido por diversas "causas graves contra la infancia" durante esta guerra desde marzo de 2011.

A través de redes sociales, ISIS ha difundido imágenes de bebés y niños vestidos como yihadistas o como sus militantes. Algunas de ellas han sido recopiladas en la galería. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.