Un día de terror se vivió en Sidney, Australia, cuando un hombre armando mantuvo como rehénes a un grupo de personas en el interior de una cafetería en el centro financiero de la ciudad australiana.

Durante más de 16 horas, Man Haron Monis, un radical iraní acusado de amenazar a familiares de soldados australianos, mantuvo a un número desconocido de personas, encerradas en la cafetería Lindt Chocolate Cafe.

La policía ingresó por la fuerza al inmueble después de 16 horas. Hasta el momento solamente se han confirmado tres fallecidos, incluyendo a Haron Monis. Sin embargo, medios como The Sydney Morning Herald aseguran que existen heridos, entre ellos tres personas cuyo estado de salud se encuentra crítico.

En la galería encontrarán las imágenes más abrumadoras de estos hechos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.