Entre las curiosidades que resolvió el padre Federico Lombardi, vocero de El Vaticano, fue el estado de salud del papa Francisco, que describió como "sorprendente", esto durante una rueda de prensa ofrecida este lunes.

"La salud del papa es siempre sorprendente. Tiene una energía que no es natural, que no es normal. Es obra de Dios", respondió Lombardi a una periodista, que le preguntó sobre la salud del pontífice.

La energía del religioso ha asombrado a más de uno, especialmente en la visita al Ecuador, donde la altura normalmente es un problema.

El vocero de El Vaticano confirmó que el sumo pontífice no ha tenido "ningún problema" con el cambio de altura, puesto que este lunes, en su segundo día de visita pastoral en Ecuador, viajó a Guayaquil (a 47 metros sobre el nivel del mar), para celebrar su primera misa campal en el Parque Samanes.

Por la tarde regresó a Quito donde el clima empeoró en cuestión de horas debido a una intensa lluvia que cayó en toda la ciudad, antes del arribo de Francisco a la capital.