En una sesión de preguntas, el presidente estadounidense Barack Obama, se mostró muy molesto después de que un periodista le preguntara si estaba “contento” con el acuerdo nuclear que firmó con Irán, a pesar de que cuatro estadounidenses quedaran encerrados en las cárceles de aquel país.

Major Garrett fue el periodista corresponsal de la cadena CBS News que le mencionó la situación al presidente.

Para luego preguntarle: “Señor, ¿podría decirle al país por qué usted está contento con toda la fanfarria que gira en torno a este acuerdo para dejar la conciencia de esta nación, la fuerza de esta nación, sin explicación en relación al paradero de estos cuatro estadounidenses?"

A lo que el mandatario contestó que esa pregunta no tenía sentido alguno. “La idea Major, no tiene sentido y usted debería saberlo mejor", sostuvo.

Obama señaló que se había reunido con las familias de aquellos estadounidenses y que el Gobierno estaba trabajando para sacarlos de allí.

Agregó que si las negociaciones incluían a los presos, el Gobierno iraní podría animarlos a querer concesiones mayores.

Sin embargo, Garret se mantuvo firme a su pregunta después de la conferencia, declarando que Obama solo había creado una escapatoria en su respuesta.

Muchos periodistas elogiaron la pregunta de Garrett, mientras que otros lo criticaban fuertemente.

Los cuatro presos estadounidenses a los que se refirió Garret son Jazon Rezaian, Saeed Abedini, Amir Hekmati y Robert Levinson, informó el canal estadounidense "CNN".