La policía ugandesa anunció este martes el hallazgo de otros 25 cadáveres en la región occidental de Kasese, donde los guardias de un rey tribal y las fuerzas de seguridad libraron este fin de semana combates cuyo balance de víctimas se eleva hasta ahora a 87.

El anterior balance de las autoridades era de 62 muertos: 16 policías y 46 guardias reales, que según la policía, están vinculados a militantes separatistas.

"Encontramos 25 cuerpos este lunes en dos subcomarcas", declaró a la AFP Sam Odong, comandante de la policía del distrito de Kasese.

"No sabemos si son cuerpos de guardias reales o de civiles abatidos el sábado y el domingo", añadió.

Los enfrentamientos estallaron el sábado en la ciudad de Kasese y acabaron el domingo, cuando la policía asaltó el palacio del rey Charles Wesley Mumbere, soberano del reino de Rwenzururu.

La policía aseguró haber sido atacada por esos guardias, a los que acusa de formar parte de una milicia que defiende la creación de una "república de Yiira" en la zona fronteriza entre el oeste de Uganda y una parte de Kivu del Norte, en República Democrática del Congo.

El rey Charles Wesley Mumbere compareció este martes ante un tribunal, que lo inculpó de asesinato, y fue transferido a la cárcel de alta seguridad de Luzira, en la periferia de la capital, Kampala.