El pasado domingo se celebraron las elecciones primarias en Argentina para definir a los candidatos a la presidencia.

Después de que Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, fuera definido como el candidato más votado decidió hacer un viaje a Roma, Italia, este martes.

Esta situación provocó diversos comentarios, ya que Scioli dejó el país mientras inundaciones afectaban al menos 10 mil personas. Tras las críticas, el candidato del Frente para la victoria (apoyado por la presidenta Cristina Fernández) decidió suspender su viaje y regresar al país este jueves.

El principal candidato opositor, Mauricio Macri, del partido Propuesta Republicana cuestionó al gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires: "La ausencia del Estado es doble, primero porque no se han hecho las obras, y segundo, frente a la emergencia, no llega", declaró.

Macri también solicitó "movilizar las fuerzas de seguridad" para que las personas afectadas no se quedaran en sus "propiedades por miedo al saqueo”.

A su llegada, Scioli, rechazó las críticas y aseguró que se trataba de un viaje personal, en el que se incluía un chequeo médico.

"Tuve un esfuerzo extenuante al final de la campaña, pero volví en 24 horas", aseguró el candidato oficialiasta.

El funcionario recalcó que había decido regresar anticipadamente debido a las condiciones que se viven en la provincia de Buenos Aires, informó el periódico argentino “La Nación”.