Esta semana una panda que vive en el parque de atracciones Ocean Park en Hong Kong, logró dos títulos en el libro del Récord Guinness.

Jia Jia como la llaman, cumplió 37 años de edad, lo que significa más de 100 años humanos. Como parte de celebración fue reconocida como la panda más longeva en cautiverio y por ser la panda más vieja que aún vive en cautiverio.

Además de comer un “pastel” de hielo bañado con granadina y jarabe de menta, sustancias que atraen a su olfato.

Los años que comúnmente vive un panda es alrededor de 25 años y Jia Jia ya rebasó ese promedió.

Paolo Martelli, jefe veterinario del parque, asegura que a pesar de que Jia Jia nació en 1978, los medicamentos y el haberse adaptado a su entorno han ayudado a que siga con vida. Sin embargo Martelli, reconoce que la gran panda cuenta con muy buenos genes.

Normalmente Jia Jia dedica sus día resolviendo rompecabezas, subiendo y bajando una colina, además de pasar rato con sus juguetes. Sus cuidadores aseguran que esas actividades la estimulan a que este interesada en su entorno, informó el canal estadounidense “CNN”.