El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá de urgencia el miércoles en Nueva York por la crisis humanitaria en el este de Alepo, indicaron fuentes diplomáticas.

La reunión empezará inmediatamente después de una sesión del Consejo de Seguridad para la adopción de una resolución que reforzará las sanciones contra Corea del Norte.

Los 15 embajadores del Consejo de Seguridad tendrán una reunión a través de videoconferencia sobre la situación en Alepo con el funcionario a cargo de la operación humanitaria y el mediador de la ONU en Siria, Staffan de Mistura.

En el este de Alepo, miles de civiles han huido de los bombardeos y del avance de las fuerzas sirias hacia las zonas tomadas por los rebeldes.

La ONU condenó el martes la "aterradora" la situación de los civiles.

Más de 20.000 personas huyeron de la ofensiva del régimen en las últimas 72 horas, dijo el Comité Internacional de la Cruz Roja.

"Francia y sus socios no pueden mantenerse silenciosos frente a lo que podría ser una de las matanzas más grandes de civiles desde la Segunda Guerra Mundial", dijo a periodistas el embajador francés, François Delattre.

El embajador francés y su contraparte británico, Matthew Rycroft, impulsaron desde temprano el martes una reunión para proveer de ayuda humanitaria a la ciudad sitiada de Siria.

El este de Alepo ha estado bajo acoso gubernamental por más de cuatro meses. Los inventarios de ayuda internacional se han agotado y los suministros de alimento han disminuido mucho.

Rycroft dijo que el consejo podría discutir un plan para socorrer a los habitantes del este de Alepo con alimentos y medicinas y evacuar a los enfermos y a los heridos.

Rusia se había quejado de la oposición a un acuerdo con este plan. Ahora "le pido a Rusia asegurarse de que el régimen sirio este de acuerdo", indicó Ryocroft.

"El futuro de Alepo esta en manos del régimen y Rusia y nosotros urgimos al régimen sirio y a Rusia a detener los bombardeos y a dejar entrar la ayuda humanitaria", puntualizó.