Mientras miles de estadounidenses se preparaban para celebrar Navidad y la llegada de Santa Claus, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) publicó un reporte en el que aceptaba haber espiado 

De acuerdo a la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU), haber publicado ese día "minimizó el impacto" en la sociedad. Este informe de la NSA se publicó debido a una solicitud de información realizada por ACLU.

La redacción del documento es muy técnica y existen palabras borradas, lo que dificulta su comprensión. "Existen porciones del documento que revindican lo dicho por Edward Snowden", comentó Patrick Toomey, integrante de ACLU; según información del periódico The Guardian.