El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo con cerca de 8.2 millones de fallecimientos tan solo en 2012. Para el investigador Richard Smith, ex editor del prestigiado British Medical Journal (BMJ), es también "la mejor forma de morir".

"Las personas tienen tiempo para despedirse y reflexionar sobre su vida", aseguró Smith en su blog publicado en el sitio del BMJ. A diferencia de una muerte repentina, la cual "puede ser muy dura para quienes les rodean particularmente si se deja una relación importante herida y sin cicatrizar", añadió.

Smith afirma que el cáncer permite que las personas realicen sus últimas voluntades: "Pueden dejar mensajes, visitar lugares por última vez, escuchar música, leer sus poemas favoritos y prepararse, de acuerdo a sus creencias, para conocer al creador o disfrutar de la vida eterna", sentenció.

El investigador también causó polémica por su llamado a detener la investigación sobre la enfermedad: "Y dejemos de gastar miles de millones tratando de curar el cáncer, lo que potencialmente nos brinda una muerte mejor".

El texto completo se encuentra aquí.