La policía israelí interrogó el jueves a Sara Netanyahu, esposa del primer ministro Benjamin Netanyahu, por un supuesto delito de utilización de fondos públicos para fines privados, informaron los medios.

"La policía ha recibido nuevas informaciones según las cuales cada vez existen más pruebas para llevar a la señora Netanyahu ante la justicia", afirmó la radio pública israelí.

El interrogatorio, que duró varias horas, tuvo lugar en el cuartel general de la policía antifraude cerca de Tel Aviv, según la misma fuente.

Los medios israelíes ya informaron en mayo de que la policía había recomendado llevar a los tribunales a Sara Netanyahu, pero no a su marido, en un expediente que es conocido en los medios como el caso de "las residencias del primer ministro".

"El expediente fue sido transmitido a la oficina del fiscal del distrito de Jerusalén en abril, el cual a su vez lo envió a la policía para concluir la investigación", indicó el jueves el diario Haaretz.

Contactada por la AFP, una portavoz de la policía no quiso confirmar ni desmentir estas informaciones, mientras que la oficina del primer ministro prefirió no pronunciarse al respecto.

Sara Netanyahu ya había sido interrogada por los investigadores en 2015 tras alegaciones que acusaban a la pareja de haber gastado el dinero de los contribuyentes en muebles de jardín y reparaciones eléctricas en su villa privada en Cesarea (oeste de Israel).